Resumen del libro El señor de las moscas de William Golding

El señor de las moscas
William Golding
1954 (Inglaterra)

Lectura obligada en muchas escuelas, El señor de las moscas es un examen apasionante del conflicto entre dos impulsos contrapuestos que existen en el interior de todos los seres humanos. Por un lado, está el instinto de conseguir la gratificación inmediata de todos los deseos. Por el otro, el impulso de hacerse con la supremacia por medio de la violencia, sacrificando al individuo en beneficio del grupo.

El señor de las moscas
William Golding
1954 (Inglaterra)

Lectura obligada en muchas escuelas, El señor de las moscas es un examen apasionante del conflicto entre dos impulsos contrapuestos que existen en el interior de todos los seres humanos. Por un lado, está el instinto de conseguir la gratificación inmediata de todos los deseos. Por el otro, el impulso de hacerse con la supremacia por medio de la violencia, sacrificando al individuo en beneficio del grupo.

La obra narra la historia de unos escolares atrapados en una isla desierta cuando su avión es derribado durante la Segunda Guerra Mundial. Solos, sin supervisión de los adultos, los chicos empiezan por elegir un líder, Ralph que derrota por muy pocos a Jack en la votación (Jack es elegido cabecilla de los cazadores). El conflicto moral de la novela -entre el bien y el mal, el orden y el caos, la civilización y el salvajismo, la ley y la anarquía -está representado por los personajes opuestos del sensible y sensato Ralph y el salvaje y carismático Jack. Cuando los chicos se dividen en dos facciones diferentes, su sociedad en la isla se sumerge en el caos. Aunque algunos actúan pacíficamente, colaborando para mantener el orden y alcanzar objetivos comunes, otros se rebelan, generando el terror y la violencia. Asustados, los chicos, se convencen de qué hay un monstruo en la isla y cuando uno de ellos, Simon, comprende que la bestia no es una figura externa, sino que existe dentro de cada uno de ellos, es asesinado.

Este análisis del mal humano y del pecado original, que obliga a reflexionar, refleja la sociedad de su tiempo y está empapado de las experiencias del Golding durante la Segunda Guerra Mundial, cuando presenció el salvajismo aislado de unos hombres desesperados no limitados por las reglas de la sociedad civilizada. Aunque la apasionante historia queda circunscrita a un pequeño grupo de chicos en una pequeña isla, analiza cuestiones básicas de la experiencia humana más amplia. Golding recibió el premio Nobel de literatura en 1983.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *